Grecia (Periodo clásico y helenistico)

Grecia Clásica

Se conoce como periodo clásico al que se desarrollo al finalizar las guerras médicas en el año 480 a. C. hasta el año 323 a.C. con la muerte de Alejandro Magno.

En el periodo tanto la vida política como el arte llegan a su máximo desarrollo, los monumentos y templos que habían sido destruidos por las guerras, ahora serán reconstruidos bajo la dirección de Pericles de forma más majestuosa y con gran nobleza.
Pericles trato a los artistas de su época como sus iguales, para reconstruir los templos se asesoró de Ictino  para hacer los planos y del escultor Fidias para la decoración.
Las obras de Fidas ya no existen al igual que muchas otras de la misma época, esto se debió a que una vez convertidos al cristianismo siglos después, se vio necesario destruir todo testimonio de las creencias politeístas. Las esculturas de esa época que actualmente conocemos y que se guardan como grandes  tesoros en los mejores Museos del mundo son reproducciones hechas tiempo después por los romanos, pero gracias a estas copias de segunda mano nos podemos dar idea de las más famosas obras maestras del arte griego.
Los artistas buscan dar mayor movimiento a las figuras así como que disminuye la importancia del lineamiento, de esta forma buscan renovar el estilo arcaico. Además gracias a su representación de la divinidad, el pueblo griego vio renovada su relación con ésta.
Las dos más grades obras de Fidias se han perdido definitivamente, se trata de Palas Atena y la estatua de Zeus Olímpico, pero los templos en donde estuvieron instaladas aún existen y en ellos algunas otras obras de Fidas, que si no son las más importantes sí que nos dan idea de su maestría.

Athéna Varvakeion

Athéna Varvakeion

Además de dioses se conoce que los artistas de esta época incursionan en el trabajo del cuerpo humano mostrando los músculos, huesos y sobre todo un gran movimiento en toda la figura.
Se cree que el templo de Olimpia estaba en su exterior rodeados de esculturas de atletas ofrecidas a los dioses. Todas estas obras originales se han perdido, sin embargo conocemos una copia  muy famosa que sería una obra contemporánea a las esculturas de Fidias, se trata de “El Discóbolo” realizada por Mirón. La importancia de esta escultura radica en la forma tan real de representar el movimiento,  el gran historiador del arte E. H. Gombrich lo describe así:
“ El joven atleta está representado en le momento en que se dispone a lanzar el pesado disco, Se ha inclinado y balancea el brazo hacia atrás para poder arrojar aquél con la mayor violencia. En el instante siguiente dará un paso hacia delante y lo dejará ir, impulsando le lanzamiento con un giro del cuerpo. La actitud parece tan natural que los deportistas modernos la han tomado como modelo y han tratado de aprender de ella el estilo griego de lanzar el disco con exactitud, Pero esto resultó se menos fácil de lo que esperaban. Olvidaron que la estatua de Mirón no es un fotograma de un documental deportivo, sino una obra de arte.”

El Discóbolo

El Discóbolo

Otros artistas conocidos de la época son: Policleto, Praxíteles, Escopas de Paros y Lisipo  de Sición entre otros.

En cuanto a la arquitectura, en esta época se acaba de construir el Partenón, ya llevaba más de 50 años de construcción. A Fidias se le debe la escultura del altar por lo que se cree que de su taller salieron las demás obras que decoraron el templo.  Los relieves que aun se conservan muestran como además de ser grandes imágenes realistas, por su orden y su colocación están también vinculadas a una cierta idea de mostrar a través de este realismo y movimiento, el movimiento del interior de las almas de los representados : “sabemos por no de sus Discípulos que eso fue lo que el gran filósofo Sócrates –asimismo formado como escultor- recomendaba a los artistas que hicieran, Debían representar los movimientos del alma mediante la observación  exacta de cómo los sentimientos afectan al cuerpo en acción” (E. H. Gombrich, Historia del arte, p. 95).

Es esta capacidad de mostrar los “movimientos del alma” lo que convierte a una escultura en obra de arte.

Otro gran artista de esta época fue Praxíteles, su obra fue elogiada por su carácter amable y sugestivo. En escritos (poemas) contemporáneos a él fue reconocido por la representación de la diosa del amor, Afrodita, entrando al baño, esta obra desapareció.

Los griegos en sus tres periodos pero especialmente en el segundo buscan de manera sorprendente dar una imagen perfecta del hombre. Se cree que después de ver muchos modelos escogían y a la vez eliminaban todos aquellos aspectos que convenían a este fin. Por ello las esculturas griegas son idealizaciones del cuerpo perfecto con una mezcla de vida tal vez buscando enseñar una imagen del hombre real en un mundo mejor y distinto.

Entre las obras más famosas del periodo clásico esta la Venus de Milo (llamada así porque fue encontrada en la isla de Melos), no se le atribuye a Praxíteles pero si se reconoce en ella el estilo de recursos y procedimientos de éste escultor.

Venus de Milo

Venus de Milo

Grecia Helenística

Período Helenístico:

Este período va desde 323 a. C., cuando terminaron las guerras de Alejandro Magno, hasta la adhesión de Grecia por la república romana en 146 a. C.

En esta época y recogiendo toda la escuela escultórica de los escultores del período clásico, surge dentro de los temas que los griegos representan el retrato. Por extraño que parezca el concepto de retrato como nosotros lo entendemos, es decir, dejando ver exactamente como se es, no se les ocurre sino hasta ésta época. Aunque ya se conocen unas esculturas que se suponen son retratos, da la impresión de que no se parecen demasiado al modelo sino como ya mencionamos eran de algún modo “retratos idealizados” pero no realistas en cuanto que se parecieran a lo que los inspiro.
Los artistas entonces buscan plasmar las facciones y el carácter individual de la fisonomía.
Como un ejemplo claro  encontramos el retrato de Alejandro Magno hecho por Lisipo que según el parecer de sus contemporáneos tenía una gran semejanza a su modelo real, con certeza podemos decir que es un verdadero retrato.

Busto de Alejandro Magno. Copia del original que esta en el Museo de Louvre

Busto de Alejandro Magno. Copia del original que esta en el Museo de Louvre

En este periodo se registraron grandes guerras con el Oriente, lo que evidentemente influyó en el tipo y los temas que se representaban. El arte gustó de representar obras bravías y vehementes, quería resultar impresionante.

Laocoonte

Laocoonte


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: